Si eres una persona emprendedora y estás determinada a crear tu propia empresa, debes saber que el éxito de tu negocio va a depender de la claridad de tus objetivos y su razón de ser, en esto se basa tu modelo de negocio. Desde 1MIB, incubadora de negocios multiservicios en España, te contamos las preguntas que debes hacerte antes de construir tu modelo de negocio.

Qué es un modelo de negocio:

El modelo de negocio es la herramienta base para el crecimiento correcto de tu empresa bajo una oferta de valor. En el plan de negocio debe estar definido:

  •   Cuál será tu oferta de valor y su diferencial
  •   Cómo vas a generar esa oferta al mercado
  •   Cómo vas a dar esa oferta al mercado
  •   A quién le vas a vender tu oferta de valor
  •   De qué forma vas a generar ingresos

Para establecer los 5 puntos claves del modelo de negocio y estructurar tu plan de negocios, debes pasar por un proceso extenso y a conciencia de investigación, análisis y creatividad. Una vez establezcas tu modelo de negocio, esté se convertirá en una definición del ADN de tu empresa y será una brújula en tu camino de crecimiento.

construir un modelo de negocio rentable

6 preguntas para construir tu modelo de negocios:

En esta pregunta deberás pensar en las características sociodemográficas de las personas a las cuales vas a dirigir tu producto/servicio y sus posibles intereses, pasiones, personalidades y estilos de vida. Lo anterior definirá tu mercado objetivo.

Tener claridad sobre la necesidad de tu cliente que vas a solventar con tu producto/servicio, determinará tu oferta de valor, es decir, el valor que tu negocio le ofrecerá a tu cliente.

Deberás definir tu ventaja competitiva estableciendo cómo tu producto/servicio se va a diferenciar de la de tu competencia, cómo se mantendrá esa diferencia en el tiempo y como tu diferencial de producto/servicio restará ventaja a tu competencia.

Aquí deberás establecer la organización de tu negocio para proveer tu producto/servicio, es decir, que sistemas debes implementar para generar tu producto/servicio, qué procesos debes llevar a cabo y quién estará a cargo de cada proceso. Lo anterior define la cadena de valor.

Debes especificar las fuentes de ingresos del negocio y la contribución de cada fuente en las ganancias totales, esto será la estructura de costes y ganancias objetivas.

Haz un estimado mensual de todos los posibles gastos que incurrirás en el lanzamiento, operación y mantenimiento del negocio, mientras esté comienza a generar ingresos y cubrir los mismos. Esto será la red de valor de tu modelo de negocios.

Tipos de modelos de negocio:

Si bien cada empresa tiene un modelo de negocio propio, muchos poseen características similares y esto permite que se categoricen en grandes grupos o tipos y se generen categorías de empresas. Estos son algunos ejemplos de tipos de modelos de negocio:

Franquicias:

La franquicia es un modelo de negocio en donde las empresas realizan una expansión comercializando el uso de su marca y su modelo de negocios para ser utilizado por otros empresarios. Esto le permite a los emprendedores tener un negocio rentable en un sector en particular y comenzar con una estructura más sólida y procesos estandarizados ya probados, disminuyendo la incertidumbre y reduciendo la curva de aprendizaje empresarial. Al adquirir una franquicia, el franquiciado reduce sus posibilidades de creación y decisión en temas operativos de su empresa pues estará sujeto a la aprobación del franquiciador.

Firmas:

La firma es un modelo de negocio común en los mercados online. Este modelo consiste en pagar una mensualidad a una empresa para que ella distribuya los productos/servicios en un paquete junto con otros productos/servicios afines con los intereses de sus clientes. Este modelo garantiza un ingreso constante a la empresa, dando una confianza de ventas mensuales a las empresas que optan por este modelo. El éxito de este modelo de negocio es la fidelización del nicho de mercado, lo que en ocasiones juega como desventaja pues los intereses del público pueden variar y su consumo disminuir, además los altos costos de operatividad también podrán poner en juego el negocio.

Saas:

Los software as a service (saas) son un modelo de negocio en donde ofrecen Productos/servicios a través de las plataformas digitales por un cobro mensual. Este modelo se diferencia de las firmas ya que sus productos/servicios son “intangibles”, pues se comercializan y consumen a nivel digital. Los Saas se encargan de comercializar los productos/servicios y de realizar los mantenimientos de las plataformas. Ejemplos de estos modelos de negocios son Netflix y las demás plataformas on demand.  Los consumidores deberán tener una buena conexión a internet para disfrutar al máximo de sus productos/servicios. Estos modelos de negocios exigen productos con un gran diferencial para garantizar la fidelización de los consumidores.

Startups:

Los startups son modelos de negocios que se caracterizan por tener innovación, escalabilidad y replica en su ADN. Al establecer un modelo de negocio de este tipo debes cerciorarte de que va a tener un crecimiento rápido al establecer la estructura de costes y fuentes de ingresos; debe tener una oferta de valor única para que contribuya al crecimiento exponencial; por último, el modelo de negocio debe ser replicable sin perder su valor y éxito.

Consejos para construir un modelo de negocio:

  • Como emprendedor habrá espacio para el error, por más planeación que realices podrás enfrentarte a eventualidades y cambios que te exigirán modificar tu plan, para poder cumplir los objetivos. En estos cambios de plan podrás tomar decisiones incorrectas y estará bien siempre y cuando aprendas de ellas, analices los resultados y hagas los cambios necesarios para recomponerte. Si eres inteligente, puedes darle la vuelta a la situación y enfocarte en construir una gran empresa de largo plazo.
  • Para construir una empresa a largo plazo, debes cerciorarte que tu producto/servicio tenga demanda en el mercado. No existen las garantías al emprender, por lo que debes aprender de ti y de tus clientes. Antes de empezar un negocio, investiga, has cálculos y conoce el mercado y su demanda para tu producto o servicio.
  • Se constante y perseverante. Las crisis siempre existirán en distintas dimensiones y muchas veces querrás desistir de tu idea de negocio más aún si te estas quedando sin dinero ¡evita caer en un círculo vicioso! vender no solucionará todos tus problemas y no podrás solucionar los problemas si no obtienes ventas.
  • Debes tomarte el tiempo para entender los tiempos y el financiamiento que necesitará tu negocio y sobrevivir. Aunque puedes lograr proyecciones financieras profesionales tendrás estar dispuesto a superar crisis financieras. Muchos negocios pequeños fracasan por no tener financiamiento adecuado. Proyecta un tiempo largo de crecimiento y asegura un respaldo económico. Cada negocio tiene una línea de vida diferente con variables particulares y el fracaso siempre es una posibilidad.
  • En la actualidad, las estrategias de marketing giran en torno al cliente y sus necesidades y no sobre el producto y sus características. Aunque necesites generar ventas, entiende en profundidad las necesidades de tu público objetivo para facilitar el proceso de venta. Las empresas exitosas conocen a sus clientes mejor de lo que se conocen a sí mismos, esto les permiten venden lo que el consumidor quiere comprar.
  • ¡Escucha a tus clientes! Esto te permitirá evaluar la recepción de tu producto/servicio en el mercado y tomar decisiones oportunas. Además, el escuchar los comentarios de tus clientes te permitirán identificar todo tipo de variables que te permitirán mejorar tu oferta de valor de acuerdo a tu público objetivo.

Ahora que sabes lo necesario para empezar a construir tu modelo de negocio con todas sus implicaciones, date la oportunidad de conocer las opciones de negocio que te ofrece 1MIB, ya sea en el sector multiservicios o en el cuidado de personas mayores o dependientes. Con inversiones bajas podrás iniciar un emprendimiento rentable, con un modelo de negocio probado, escalable y de gran posibilidad de éxito.

Quiero emprender