La música tiene una forma de penetrar a través de rincones vacíos y llenar los ambientes con sustancia. Puede ayudar a que te relajes, hacerte llorar o hacer que te sientas vivo. Pero, ¿puede hacerte más productivo?

Cómo afecta la música en la productividad

Usamos la música para establecer el tono de nuestro entorno y nuestro estado de ánimo, ya sea para relajarnos después del trabajo o para animar una fiesta. En una época en la que muchos de nosotros pasamos el tiempo mirando la pantalla de un ordenador, la música también se ha convertido en un modo de escapar de distracciones externas o tareas aburridas. Entonces, ¿Cómo de  útil es la música cuando se trata de enfocarte en tu trabajo?

Qué dicen los estudios sobre música y productividad

Teresa Lesiuk, profesora asistente en el programa de musicoterapia de la Universidad de Miami, investiga sobre el efecto de escuchar música en el rendimiento laboral. De acuerdo con dicho estudio, aquellos que escuchan música completan sus tareas más rápidamente y tienen mejores ideas en general que aquellos que no lo hacen.

Pero hay algunos tipos de música que empeoran la productividad. Varios estudios han demostrado que la música popular interfiere con la comprensión de lectura y el procesamiento de la información. Así, la música puede tener un efecto positivo en tu trabajo, pero su efecto en la productividad depende de la situación y el tipo de música.

¿La música puede incrementar la productividad en el trabajo?

Entonces, ¿qué tipo de música funciona?

Cuando trabajas, es posible que te resulte muy difícil concentrarte si la gente habla. Del mismo modo, escuchar música con letras puede distraerte. Una vez más, esto depende del tipo de música y los hábitos del oyente. La Dra. Haake investiga sobre escuchar música en el trabajo, e identificó cinco factores que podrían determinar si la música distrae o es útil:

  • Estructura musical: Canciones con una estructura musical más compleja, como “Muffin Man” de Frank Zappa pueden distraer más a los oyentes en comparación con las canciones con una estructura simple de tres acordes, como “Leaving on a Jet Plane” de John Denver.
  • Letra:  Las letras pueden distraer, ya que hacen que te concentres en el mensaje de la canción e interrumpas tu línea de pensamiento.
  • Hábitos de escucha: Si alguien está acostumbrado a escuchar música mientras trabaja, a menudo es más beneficioso. Lo contrario también es cierto.
  • Dificultad de tareas: Si una tarea requiere más reflexión y concentración, la música puede dificultar el trabajo eficiente.
  • Control: Cuando se le impone música a alguien, generalmente es más molesto que si la persona tiene elección.

Si bien no se aplica a todo el mundo, hay ciertos tipos de música que puedes escuchar mientras trabajas. Si eres de los que escuchan música mientras trabajan, mira si cumple con los cinco criterios anteriores y ajústala hasta que encuentres el tipo de música que funcione mejor contigo.

Si te gusta escuchar música en el trabajo, lo mejor es trabajar en una startup, el ambiente es distendido y la cercanía de sus trabajadores te permitirá aprender continuamente de ellos. Si quieres trabajar en una startup digital, 1MIB es tu sitio. Somos una incubadora de proyectos digitales y venture builder y buscamos talento para incorporar en nuestros diferentes proyectos. Solicita información para trabajar con nosotros y forma parte de una de las startups del futuro.

QUIERO EMPRENDER