El ecosistema digital es tan amplio y profundo, y su puesta en práctica tan compleja, que son precisos al menos 4 meses, pudiéndose prolongar hasta los 12.