Todos tenemos ideas. Algunas de estas ideas pueden ser muy buenas, mientras que otras probablemente no tanto. Incluso si tu idea es estupenda, hay una gran diferencia entre tener una gran idea y crear una empresa exitosa.

Si quieres ser en un buen empresario, entonces necesitas saber cómo tener una idea y convertirla en una startup. Si nunca antes has iniciado un negocio, esto puede sonar como una tarea intimidante, pero no tiene por qué paralizarte.

Sí, poner en marcha tu nueva empresa no es una misión sencilla, necesitarás de dedicación, trabajo duro, dinero, algunas noches sin dormir e incluso algunos fracasos antes de tener éxito, por esto, es útil tener una guía y un conjunto de instrucciones a seguir que puedan ayudarte a comenzar. Considera los siguientes puntos para comenzar en el camino de manejar una startup efectivamente.

Cómo manejar una startup I copia

1. Evaluación de mercado

Infórmate acerca de las necesidades del mercado y cómo se satisfacen estas necesidades actualmente. ¿Quiénes son los principales jugadores? ¿Cuáles son los productos y servicios disponibles? ¿Cuáles son los precios actuales? Si estás lanzando un nuevo producto o servicio, haz una investigación de mercado para evaluar el tamaño del mercado y la probabilidad de tener éxito. Dicho de otro modo, asegúrate de saber todo lo que puedas sobre los futuros clientes de tu negocio.

2. Plan de negocios

Asegúrate de tener un plan de negocios en el que se detalle la estrategia y cómo va a ser ejecutada. Tu plan de negocios debe incluir un resumen ejecutivo, una evaluación del mercado, una descripción de los detalles del producto o servicio, detalles de ventas y marketing, análisis de la competencia, detalles de operaciones y fabricación, organización corporativa y de recursos humanos, finanzas, capital y proyecciones, un resumen de los riesgos, inversiones y fuentes relevantes de información e investigación. Tu plan de negocios debe ser completo y claro. No necesariamente tiene que ser largo, pero debe ser integral y abordar todos los ángulos importantes de tu negocio.

3. Crea un buen equipo

Rodéate de las personas adecuadas. Entre tu equipo se deben contar a los socios, empleados, freelancers, asesores, etc. Los resultados se logran a través de las personas que integren el grupo. Qué tan bueno es el equipo y de qué manera es dirigido y administrado son clave para el éxito de tu nuevo negocio.

4. Ten cubiertas las cosas fundamentales

No pases por alto los aspectos básicos de la composición de una empresa, como su forma legal (propiedad, sociedad o corporación), el acuerdo entre los accionistas, las patentes y derechos de autor, el registro de empresa, protección del nombre comercial, regulaciones locales, y todos los documentos que correspondan. También se incluye aquí la selección de un abogado, un contador y un consultor de negocios para que te asesoren al comenzar tu negocio.

5. Establece metas financieras

En lugar de simplemente decir: “Quiero crear una empresa multimillonaria”, debes desglosar los objetivos financieros en objetivos alcanzables y medibles.

Los objetivos de ingresos mensuales, semanales o incluso diarios te permiten mantenerte en la dirección en la que quieres ir, además de darte la oportunidad para hacer los ajustes necesarios en pro de lograr un crecimiento constante. Incluso puedes establecer hitos a ser alcanzados a lo largo del camino, lo que te da objetivos más pequeños para cumplir constantemente. Superar pequeños objetivos puede brindarte la confianza necesaria para seguir impulsando tu marcha en el camino empresarial.

Cómo manejar una startup II

Sabemos que fundar una startup es una tarea abrumadora y más aún si no cuentas con experiencia en los negocios, pero es importante que recuerdes que lo más importante es comenzar. Comenzar es lo principal. Una vez que tu negocio esté en marcha, cualquier otra cosa es posible.