Consejo 1: marca expectativas claras para tus empleados

Aprender a gestionar un equipo a distancia empieza por establecer los límites y las normas de trabajo que deben cumplir tus empleados cuando trabajan desde casa. Haz saber a tu equipo lo que esperas de ellos. Estas expectativas se pueden aplicar a la cultura de la empresa, los procedimientos de trabajo, normas de comunicación, etc.

Al igual que en un espacio de trabajo de oficina tradicional, se espera que los directivos mantengan a los trabajadores al día de los cambios y políticas de personal. Aunque es esencial ver cómo los miembros del equipo cumplen las expectativas, no hay que supervisar sus acciones demasiado de cerca, ya que eso puede generar desconfianza.

Otra práctica eficaz es modelar las actividades de trabajo en torno al horario laboral de tus empleados. Ten en cuenta que las actualizaciones del equipo pueden variar en función de las zonas horarias y las horas de trabajo preferidas, por lo que tendrás que establecer expectativas para los miembros del equipo en lo que respecta a la comunicación.

Consejo 2: desarrolla canales de comunicación adecuados en tu empresa

Nunca se insistirá lo suficiente en la importancia de la comunicación entre los directivos y el personal cuando se aprende a gestionar un equipo en remoto. Es imprescindible crear un canal de comunicación fiable para gestionar equipos remotos. Aquí será donde informarás a tus trabajadores remotos de elementos importantes como cambios empresariales, horarios, fechas, desafíos, nuevos proyectos, entre otras novedades.

Quizá lo más importante sea considerar qué herramienta de comunicación se adapta mejor a las necesidades de tu empresa. Por ejemplo, ¿debe hacer chats de vídeo, llamadas telefónicas, mensajes de voz o simplemente textos? Cuando gestiones equipos remotos, asegúrate de encontrar ese delicado equilibrio entre enviar continuamente mensajes a los empleados y delegar el flujo de trabajo.

Consejo 3: realiza controles periódicos a tus empleados

Programar controles periódicos es vital para garantizar el rendimiento de la plantilla. Además, mejora la gestión del tiempo al trabajar con equipos remotos.

Al programar estas revisiones, se da un respiro a la supervisión constante, ya que permite que su equipo sea más responsable y reduce los proyectos desatendidos. Puedes utilizar un software de programación para simplificar esta tarea. Los controles no tienen que ser necesariamente diarios: programa los controles en función de lo que mejor funcione para tu equipo, los proyectos pendientes y las horas de trabajo. Estos controles puedes automatizarlos para enviar notificaciones y avisar así a tus empleados.

Consejo 4: utiliza herramientas de colaboración en tu empresa

Como propietario o gerente de una empresa que quiere aprender a gestionar un equipo a distancia, asegúrate de proporcionar recursos para ayudar a tu equipo a crecer y a gestionar las tareas de forma más eficiente. Es necesario que tu empresa cuente con e-books, handbooks o manuales, seminarios web, cursos y todas las herramientas necesarias para que el empleado pueda desarrollar su labor de manera orgánica e independiente. Equipar a tus empleados con estos recursos los preparará para el éxito y aumentará su productividad en la empresa.

gestionar trabajo en equipo con 1MIB

Consejo 5: proporciona recursos a tus empleados

Las herramientas de colaboración son cruciales para gestionar equipos remotos, ya que ayudan a tus trabajadores a comunicarse, gestionar tareas y compartir archivos de proyectos.

Proporciona a tus trabajadores remotos acceso a estas herramientas de colaboración en equipo y a los documentos compartidos de la empresa. Para gestionar con éxito un equipo en remoto, haz que tus empleados utilicen las mismas herramientas. No des a un empleado recursos diferentes que a otro miembro del equipo que realiza tareas similares.

Consejo 6: fomenta la interacción social entre los trabajadores de un equipo en remoto

Independientemente de la distancia física entre tus empleados, la interacción social es un método eficaz para gestionar un equipo en remoto.
Puedes celebrar fiestas virtuales, hangouts online, videoconferencias de brainstorming conjuntas y sesiones de bienvenida para construir relaciones interpersonales positivas en el lugar de trabajo. La gestión de equipos remotos incluye la creación de tiempo para que tus trabajadores remotos se conecten y cooperen entre sí. Esto ayudará a que el trabajo en equipo no suponga un esfuerzo y sea productivo, ya que de esta forma se construyen relaciones y se cuidan unos a otros.

Consejo 7: muestra flexibilidad y empatía con tu equipo de trabajo en remoto

Debes entender que los miembros de tu equipo no tienen todos el mismo entorno de trabajo. Algunos pueden tener cónyuges e hijos, y otros no. Algunos tienen oficinas domésticas estándar y otros pueden trabajar desde cualquier lugar: su patio, su habitación o su cafetería favorita. Tener esto en cuenta te ayudará a ser más flexible y empático en la gestión de equipos remotos. Si los miembros de tu equipo están enfermos o tienen una crisis vital, debes entender sus circunstancias. Demuestra que eres humano y que te preocupas por ellos.

Consejo 8: haz descansos durante la jornada laboral

Como persona encargada de gestionar equipos remotos, probablemente comprendas la necesidad de hacer descansos, ya que trabajar muchas horas puede ser estresante.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), uno de cada cuatro empleados se queja de que el trabajo es el principal factor de estrés al que se enfrentan.

Puede que algunos miembros de tu equipo no se quejen de ello, pero el estrés se reflejará en su rendimiento laboral. Anima a tus empleados a tomar descansos de vez en cuando para que puedan relajarse y sentirse renovados. Descansar por periodos cortos de tiempo es una de las formas más sencillas de mantener la salud mental bajo control, es decir, mantener un equilibrio saludable entre el trabajo y la vida personal.

Consejo 9: organiza digitalmente tu empresa para equipos en remoto

Tendrás más éxito en la gestión de equipos remotos si mantienes las cosas organizadas. La gestión de tareas será más fácil y la productividad mucho mejor.

En el flujo de trabajo de tu proyecto, etiqueta las tareas en función de su prioridad para que tu equipo conozca el nivel de importancia y urgencia. Etiqueta la información oficial y los correos electrónicos para facilitar las prioridades. Utilizar etiquetas puede crear un mejor flujo de trabajo y un mejor desarrollo de las tareas (FYI/Información, Importante, Planificación, Revisión, Urgente). Las etiquetas sirven de guía necesaria para gestionar eficazmente los equipos remotos. También garantizan la puntualidad, la precisión y la rapidez.

Si estás buscando el mejor talento en remoto sin tener que preocuparte por el compliance y la gestión administrativa, publica tu vacante en 1mib.com. Contamos con la experiencia en procesos de captación y selección de personal profesional, principalmente en remoto. Y lo mejor de todo es que, además de conseguir el mejor talento, también conseguirás reducir los costes de contratación laboral en hasta un 50%.

Quiero optimizar la gestión de mi talento remoto