En el mundo de los negocios no todo es color de rosas, pueden existir cierto tipo de confrontaciones y es necesario tener la actitud correcta para saber manejar el asunto de la mejor forma.

Trucos para gente que odia negociar

Negociar es un hecho de la vida empresarial, por lo que hay algunas formas de hacer que tus negociaciones sean menos dolorosas, más divertidas y, lo más importante, más exitosas.

1. La negociación no es conflicto

Te aseguramos que no eres la única persona que opina que este es el caso, en realidad es una de las razones principales por las que mucha gente odia negociar. Sucede que es común interpretar la negociación como una situación de perder o ganar, y siempre da miedo perder tus ganancias.

Es importante cambiar esta forma de pensar, ya que negociar de la mejor manera siempre es una victoria para las dos partes. Para que todo funcione correctamente debes comunicarte con un objetivo en la mente. Al cambiar la mentalidad de defensa y conflicto puedes aportar más a la comunicación y obtener mejores resultados.

2. Ten confianza y sé optimista

Si comienzas un negocio dudando de ti mismo y desconfiando de tus habilidades, hay más probabilidades de que no consigas lo que quieres. Ten una actitud positiva, confía en que tu negociación será un éxito y actúa de esta manera.

3. Prepara la negociación

Prepararte para una buena negociación no se diferencia mucho de prepararte para cualquier otro evento importante. Es necesario prepararte para las preguntas difíciles, de esta manera podrás responder racionalmente, basándote en los hechos y no en las emociones.

4. Escucha de forma activa

Durante la negociación, debes asegurarte de que se mantenga activa haciendo preguntas que faciliten llegar al punto principal del negocio. No te compliques, solo realiza la pregunta, espera que el otro negociante responda y luego repite la pregunta con tu interpretación de la respuesta.

9 consejos de negociación

5. Pide lo que quieres

No importa si la otra parte difiere en lo que quieres, mantente firme y deja tu propuesta sobre la mesa. Si no lo haces el negocio se basará en lo que ellos quieren y no en lo que tú necesitas.

6. Nunca olvides que estás negociando durante todo el proceso

Ten cuidado con tu lenguaje corporal, el contacto visual y la elección de tus palabras desde el momento en el comienza la negociación. Te recomendamos que no aceptes la primera oferta que te dan, incluso si es mejor de lo que esperabas, si lo haces, la otra parte se preguntará si no ofreció un buen trato y es probable que tú termines preguntándote lo mismo.

7. Identifica y aborda los intereses

Si vas a una negociación con una mentalidad de solo conseguir lo que deseas, entonces no tendrás la oportunidad de definir tus intereses. Aprovecha los puntos en común que tengas con el otro negociante, de esta forma será más sencillo encontrar algo que os satisfaga a ambos. Incluso podrías sorprenderte de lo dispuesta que está la gente a escuchar si empiezas con un “por qué”

8. Une concesiones a tus demandas

Siguiendo este consejo podrás encontrar una posición de poder, lo que te dará más posibilidades de llegar a un acuerdo. Por ejemplo, puedes ofrecer algo como trabajar los fines de semana para terminar el trabajo con la condición de que te paguen las horas extra.

9. Di no educádamente

Si llegáis a un punto en el que ninguno consigue estar de acuerdo y que existe la posibilidad de que se pierda el respeto si continúa la negociación es hora de terminarla. Es normal que en algunos casos la mejor decisión sea replantear la conversación o tomarse un descanso para enfocar el negocio de otra manera y por ende alcanzar el objetivo principal.

Sin duda lo que más puede ayudarnos a negociar de la mejor forma es la experiencia y el ensayo y error, y qué mejor manera de hacerlo que rodeándose de los mejores profesionales en un entorno laboral dinámico y abierto, así como plenamente inmerso en el mundo digital. Solicita información para trabajar con nosotros y forma parte de un equipo profesional.

TRABAJA CON NOSOTROS