Sobrevivir el día del lanzamiento no significa que estés fuera de peligro. De hecho, tus mayores escollos podrían estar por venir.                

Iniciar un negocio ofrece todo tipo de dificultades. Las grandes (dificultades), como quedarse sin efectivo o encontrarse con problemas legales, son difíciles de ignorar. Pero en medio de las largas noches, las decisiones importantes y las montañas de papeleo, es fácil pasar por alto pequeñas cosas que pueden marcar una gran diferencia a largo plazo.

Debes estar atento a estos pasos en falso mientras te esfuerzas en tu nueva empresa.

Error 1. No hacer los análisis correctos

Un estudio de CBInsights muestra que el 42% de las nuevas empresas fracasan porque no abordan una necesidad del mercado. Abordar un problema que es interesante de resolver puede ser divertido, pero no es un camino hacia el éxito. Un error error al emprender mucho más común de lo que podríamos pensar.

Antes de invertir en tu idea de negocio, pregúntate qué problema está resolviendo tu servicio o producto. Luego, descubre a través de la investigación si ese problema es lo suficientemente común, y lo suficientemente doloroso, para los consumidores como para justificar una solución.

¡No adivines! Utiliza herramientas como encuestas y focus groups para dirigirte directamente a los clientes. Además, hay muchas formas de investigar a través de buscadores, conectar con otros a través de redes sociales y mucho más para obtener un panorama certero. No es suficiente con preguntar a tu entorno cercano, asegúrate de obtener el máximo de de respuestas posible antes de tomar una decisión.

Error al comenzar un negocio, no hacer una encuesta

Error 2. Definir las expectativas, y satisfacerlas

Una vez que hayas establecido un producto o servicio, aún debes establecer las expectativas del cliente. Tener claro lo que ofreces y el resultado que los clientes pueden esperar es clave.

Piensa no solo en el proceso de ventas, sino también en todo su servicio. Imagina que Ikea prometiera vender muebles ya montados o que siempre irá un instalador a casa a montártelo. Compras un armario, ves que está desmontado y que tú mismo debes montarlo a menos que pagues un precio adicional. Seguramente serías un cliente decepcionado.

Es por eso que es importante manejar correctamente las expectativas de cara al cliente, qué ofreces y qué debe esperar éste. Ponte en sintonía con los clientes antes de que compren.

Por el lado del personal, las expectativas poco claras pueden causar problemas. Para resolver esto, escribe descripciones de trabajo detalladas y revísalas con los miembros de tu equipo. Asegúrate de que todos estén en la misma página sobre los “deadlines” y las tareas encomendadas a entregar.

Error 3. Perder oportunidad de obtener datos

En la era de los datos, pensar que es posible crecer o tener un negocio de éxito sin datos, es un claro error al emprender. El lanzamiento de tu negocio es el mejor momento para comenzar a recopilar datos. Es esencial registrar todo, desde los detalles demográficos de los clientes hasta los costes de adquisición de clientes y la tasa de agotamiento de su inventario. Piensa en qué información necesitas, cómo la almacenarás y sobre todo, cómo podrás interpretarla o presentarla para extraer conclusiones relevantes.

Decide qué métricas desea rastrear. Habla con los miembros del equipo sobre qué números deben monitorear. Pídeles que agreguen esas cifras a tu base de datos u hoja de cálculo.

Al menos una vez al mes, verifica que los datos estén razonablemente limpios. Las horas y fechas, por ejemplo, deben ingresarse en un formato consistente. Los campos restantes deben mantenerse al mínimo.

Después de eso, deberás ingresar los datos en una base de datos para su análisis. Las herramientas conocidas como » ETL » (extraer, transformar y cargar) ayudan o automatizan el proceso de capturar tus datos de varias fuentes y cargarlos en tu almacén de datos, además de integrarse con herramientas populares de ventas, marketing y servicio al cliente.

Error al comenzar un negocio, dejar datos sobre la mesa

Error 4. Exceso de trabajo

Un error muy común al iniciar tu propio negocio es convertirse en un adicto al trabajo o workaholic. Equipos muy unidos y largas horas son parte del trabajo en una startup, pero en algún momento hay que parar. Salir de la oficina solo para abastecerse de bebidas energéticas no es sostenible.

Como emprendedor, tú marcas el ritmo. El resto de tu equipo espera que establezcas límites. Evita el agotamiento estableciendo una cultura de tomar descansos, comer bien y descansar lo suficiente.

Una investigación publicada en Harvard Business Review encontró que el timeboxing es el más útil de 100 trucos comunes para la administración del tiempo. Timeboxing implica «dividir» el día en bloques de 15 o 30 minutos y asignar una tarea específica a cada uno. Y asegúrate de marcar el tiempo tanto en tu trabajo como en tu tiempo personal. Considera preparar la cena con tu familia como un momento tan importante como una reunión de inversores.

Error 5. Exagerar o «sobrehacer» el marketing digital

La forma de invertir en marketing digital suele suponer uno de los mayores errores que los emprendedores cometen al montar un negocio propio.

Por un lado, están quienes no «creen» en el marketing digital y no dedican esfuerzos en ello. Afortunadamente estos son pocos, pero los hay.

Por otro lado, están quienes ponen esfuerzos desmedidos tanto económicos como de recursos en marketing digital sin tener suficiente estructura detrás, sin ideas claras o con el producto aún muy poco maduro.

Ciertamente, necesitas un sitio web, anuncios digitales y cuentas en los sitios de redes sociales relevantes. Pero ten en cuenta que es fácil gastar de más en marketing digital, tanto en términos de tiempo como de dinero.

Empieza por las redes sociales y en cuáles debes tener presencia. Intentar tener presencia en todos los espacios en línea no es sostenible. En su lugar, encuesta a tus clientes o si no los tienes aún, analiza a la competencia y encuentra dónde está tu público objetivo.

Si vendes moños hechos a mano, crear cuentas de Pinterest e Instagram, ambas redes sociales basadas en imágenes, y configurar una tienda Etsy es una forma más estratégica de hacerlo.

Los boletines informativos por correo electrónico son otra área en la que las empresas suelen exagerar o no hacerlo. El marketing por correo electrónico puede ofrecer un retorno de la inversión de 38 veces, pero eso solo cuando el contenido del correo electrónico es educativo y rentable. No contrates una agencia de marketing que pueda suponer un gasto muy elevado si puedes escribir el contenido tú mismo. Resiste la tentación de promocionar demasiado.

Error al comenzar un negocio, exagerar el marketing digital

Ver tu negocio hasta el día del lanzamiento no significa que estés fuera de peligro. De hecho, tus mayores escollos están por venir. Evita caer en estaos 5 errores  y estarás mejor que la mayoría de los emprendedores novatos.

En cualquier caso, en 1mib te asesoramos y ayudamos con lo que necesites para que no cometas estos errores al comenzar tu negocio. Ni ningún otro más adelante. Es más, te damos la opción de que inviertas con nosotros, que emprendas y te adentres en el mundo empresarial de nuestra mano, juntos, hacer grandes cosas, siendo uno de nuestra red de franquiciados de Helpycare, uno de nuestros proyectos propios estrella. Así mismo, podrás emprender tu propio negocio de personal doméstico y cuidado de personas mayores.

Sé tu propio jefe con un negocio rentable, seguro, y sobre todo, tuyo. Si eres una persona con actitud emprendedora, apasionada, resolutiva, con capacidad comercial y don de gentes, ¡eres un perfil Helpycare!

Empieza el proceso simplemente informándote clicando en el siguiente botón.

Quiero emprender