El espíritu empresarial no es un trabajo; es un estilo de vida. Pero incluso la palabra «estilo de vida» no captura la experiencia completa. Cuando te adentres por primera vez en el espíritu empresarial, es probable que no tengas idea de lo que estás haciendo. Te equivocarás, te desanimarás cuando tus planes no funcionen y te cansarás después de dedicar todo tu esfuerzo a una idea que puede o no dar sus frutos. Pero impulsar la experiencia, ya sea que termine en éxito o fracaso, cambiará tu perspectiva para mejor y te brindará una experiencia que puede usar en su próxima aventura, incluso si no es empresarial.

Cualquier trabajo puede brindarte la oportunidad de aprender lecciones difíciles y encontrar nuevas ideas sobre el mundo, pero solo a través del espíritu empresarial puedes comprender profundamente las siguientes verdades:

1. Tus planes nunca funcionarán

Esto suena abrasivo y cínico para la persona promedio, pero para el emprendedor que lo ha experimentado de primera mano, es una verdad sólida. No importa qué tan bien planifiques las cosas, y no importa cuánto lo hayas pensado todo, tus planes nunca saldrán de la manera que esperas. En el mundo empresarial, hay demasiadas incógnitas y demasiados factores impredecibles para tener en cuenta, y ningún plan puede responder adecuadamente a todos ellos.

cosas solo emprendedores pueden comprender

Sin embargo, eso no significa que no puedas tener éxito. Todo eso significa que tus planes tendrán que evolucionar con el tiempo y, como líder, deberás evitar engancharte demasiado a cualquier camino a seguir. Todo se reduce a ser flexible y aceptar que tus planes eventualmente tendrán que cambiar.

2. No hay un momento perfecto

Los tomadores de riesgos conservadores a menudo intentan esperar el «momento perfecto», ya sea que eso signifique comprar una acción al precio perfecto, lanzar un nuevo producto en el momento perfecto o dejar tu trabajo para convertirte en emprendedor en el momento perfecto de tu carrera. Para aquellos que asumen riesgos conservadores, eso significa esperar y esperar a que todas las estrellas se alineen y que todo sea perfecto antes de actuar.

Los emprendedores saben que no existe el momento «perfecto». Al igual que los precios de las acciones siempre fluctuarán, tu producto nunca será perfecto y nunca verás un conjunto perfecto de circunstancias que te permitan dejar su trabajo cómodamente. Como emprendedor, tienes que correr riesgos más grandes e intervenir incluso si te resulta incómodo hacerlo. Pronto aprenderás que la acción siempre es mejor que la inacción, y esperar el momento «perfecto» es una pérdida. Para los emprendedores, la perfección es enemiga del progreso.

3. Las personas son lo primero

Los emprendedores a menudo comienzan convencidos de la importancia de sus ideas, sus productos y una visión de la riqueza personal, pero todos los emprendedores eventualmente aprenden que las personas son más importantes que cualquiera de ellos. Incluso si tienes una gran idea, no significará nada sin las personas adecuadas que la apoyen.

La gente te ayudará a lo largo de tu viaje empresarial; son tu equipo, tus clientes, tus inversores, tus amigos y tu familia. Sin ellos apoyando tu idea y contribuyendo con sus propias ideas, tu idea podría fracasar totalmente. Los emprendedores entienden esto y hacen todo lo posible para mantener motivadas e inspiradas a las personas que los rodean.

4. El fracaso está bien

Eventualmente, todo emprendedor probará el fracaso. Incluso empresarios de gran éxito, como Bill Gates o Richard Branson, han experimentado fracasos devastadores en el camino. Algunos optan por dejar que el fracaso se apodere de ellos y abandonen sus esperanzas o ideas, pero las mentes verdaderamente emprendedoras aceptan y entienden que el fracaso está perfectamente bien y, a veces, es inevitable.

El fracaso no es el final del camino; en cambio, es una oportunidad para aprender de tus errores y crecer como propietario de un negocio. Con esta comprensión, es más fácil aceptar tanto los pequeños como los grandes fracasos y seguir adelante con más experiencia y una visión más clara del futuro.

5 cosas que solo los emprendedores comprenden

5. La persistencia lo es todo

A millones de personas se les ocurren grandes ideas todos los días, pero solo un puñado de ellas tiene el valor de llevarlas a cabo. Del mismo modo, muchas personas inician un negocio solo para tirar la toalla cuando las cosas comienzan a ponerse difíciles.

Los emprendedores se dan cuenta de que la perseverancia marca la diferencia entre el éxito y el fracaso. Incluso cuando tengas dudas, e incluso cuando hayas perdido impulso, la perseverancia es la única forma de hacer que tus ideas se hagan realidad.

Ya sea que superes tu primera experiencia empresarial con tu negocio aún intacto, estas cinco lecciones eventualmente te llevarán al éxito. Comprender cómo viven y mueren las ideas, y tener fe en tus propias habilidades y en las de las personas que te rodean son rasgos invaluables que pueden mantenerte avanzando incluso cuando te enfrentas a enormes obstáculos en el camino. Eso es lo que significa ser emprendedor.

En cualquier caso, en 1mib te asesoramos y ayudamos con lo que necesites para que no cometas estos errores al comenzar tu negocio. Ni ningún otro más adelante. Es más, te damos la opción de que inviertas con nosotros, que emprendas y te adentres en el mundo empresarial de nuestra mano, juntos, hacer grandes cosas, siendo uno de nuestra red de franquiciados de Helpycare, uno de nuestros proyectos propios estrella. Así mismo, podrás emprender tu propio negocio de personal doméstico y cuidado de personas mayores.

Sé tu propio jefe con un negocio rentable, seguro, y sobre todo, tuyo. Si eres una persona con actitud emprendedora, apasionada, resolutiva, con capacidad comercial y don de gentes, ¡eres un perfil Helpycare!

Empieza el proceso simplemente informándote clicando en el siguiente botón.

Quiero emprender